Cabecera del valle de Iguña, Arenas de Iguña es la capital del municipio y posee un gran patrimonio etnográfico, rico en tradiciones populares y leyendas. Aquí se encuentra el origen de las marzas o trovas, con las que los "mozos" de Cantabria despiden el invierno y dan la bienvenida a la primavera, y de La Vijanera, un singular carnaval que se celebra nada más comenzar el año. Antiguamente, este festejo unía a todo el valle, aunque en la actualidad sólo se mantiene en la localidad de Silió, en el municipio de Molledo.
El mayor interés natural de Arenas de Iguña se encuentra en la cabecera del río Llares (al suroeste del municipio), incluida en el Parque Natural Saja-Besaya.
El Valle de Iguña es un lugar propicio para disfrutar de la naturaleza. Bosques frondosos, lugares con encanto y abundante fauna conforman el valle. Bucolicos parajes como la Ermita de San Roman de Moroso o el Parque Natural Saja - Besaya, convierten el Valle de Iguña en lugar ideal para todos aquellos que deseen disfrutar de uno de los más bellos y desconocidos parajes de Cantabria.
Rutas a pie o en bicicleta, observar corzos, venados, jabalies..., o descubrir el rico patrimonio arquitectonico de la zona, son algunas de las muchas actividades que podemos realizar en nuestra estancia en la Posada rural El Rincón de Valdeiguña.

SITIOS RECOMENDABLES DE VISITAR:
Calzada Romana de Pie de Concha
Parque Natural del Saja-Besaya
Braña del Moral
Embalse de Alsa
Pico Jano
Ermita mozarabe de San Roman de Moroso

FIESTAS PARA NO PERDERSE:
La Vijanera de Silio